GLAUCOMA

El glaucoma es una neuropatía óptica progresiva (una enfermedad del nervio óptico) caracterizada por un patrón específico de daño de la cabeza del nervio óptico y del campo visual debido a la muerte de células ganglionares retinales, los axones que comprenden el nervio óptico y llevan los impulsos visuales del ojo al cerebro.

El glaucoma resulta de diferentes condiciones que afectan el ojo, la mayoría asociados con aumento de la presión intraocular. Se estima que 65 millones de personas en el mundo sufren glaucoma.

Es importante aclarar que presión intraocular elevada no es sinónimo de glaucoma, pero si es el factor de riesgo más importante para el desarrollo y progresión del daño glaucomatoso.

El glaucoma puede afectar a personas de todas las edades, desde recién nacidos hasta adultos mayores, pero quienes tienen un mayor riesgo son:

• Personas con más de 60 años de edad
• Personas con descendencia afroamericana
• Personas con antecedente familiar de glaucoma
• Personas con alta miopía
• Personas que sufren diabetes
• Pacientes con tratamientos prolongados con corticoides
• Pacientes con antecedentes de traumatismos o intervenciones quirúrgicas oculares

El tratamiento del glaucoma será según las características de cada paciente, el grado de lesión al nervio óptico y la respuesta a los medicamentos en gotas que disminuyen la presión intraocular, los procedimientos que se realizan en glaucoma son:

1. Láser:

• Trabeculoplastia en ángulos abiertos
• Iridotomía en ángulos estrechos

2. Cirugía

• Trabeculectomía o cirugía filtrante
• Dispositivos de drenaje o válvulas
• Cirugía combinada de catarata y glaucoma
• Ciclodestrucción

Comments are closed